Consejos para tomar mejores fotografías (parte 1)


Toda fotografía tiene que tener siempre un sujeto y un fondo, es decir que hay que definir siempre lo que vamos a fotografiar. El sujeto no tiene porqué ser una persona, puede ser un animal, una cosa, es decir aquello que queramos mostrar al espectador.

Es muy habitual que en una misma foto queramos abarcar muchas cosas, el sujeto principal, un monumento bonito, un animal que pasa por la escena, etc, esto es un error , por ello hay que desarrollar todos nuestros esfuerzos en destacar el sujeto principal.

¿Cual es el sujeto principal de esta fotografía?. La persona que está a la izda, la de la dcha, el edificio.

Hay que buscar e intentar resaltar siempre el centro de interés de la foto, que no tiene porque ser el centro geométrico, pero sí aquello que queramos resaltar.

En este caso el centro de interés está en la acción del perro de oler los pies de su amo.

En este tercer ejemplo el centro de interés estaba en la cara y bolsa de caramelos del niño que jugaba en las calles de Pekín.

En esta foto, muy típica de los viajes de turismo, la pareja compite en protagonismo con la estatua de Strauss.

Tomada por un amigo en el 2001 en Viena con mi primera cámara digital.

Hay que definir el sujeto a fotografiar y aislarlo lo máximo posible.

Una vez que hemos seleccionado el encuadre y el sujeto que queremos fotografiar, la siguiente tarea es rellenar lo máximo posible el encuadre con el sujeto principal.

El sujeto no rellena el encuadre y la torre de fondo distrae la atención.

Nos acercamos mas hasta rellenar el encuadre de la foto con el sujeto.

En resumen tenemos que destacar el sujeto principal, resaltando el centro de interés y aislándolo lo máximo posible, rellenando el encuadre con el mismo.

Otros artículos de la serie:

Comparte mi post

Dejar un comentario