Viaje turístico a Kenya en setiembre 2004 1


Una de mis grandes experiencias, fotográficamente hablando, fue nuestro viaje de turismo a Kenia en setiembre de 2004, yo creo que todo aficionado a la fotografía siempre ha tenido el deseo de hacer un safari fotográfico y entonces pude ver realizado mi deseo.

El comienzo del viaje no pudo ser más extraño; a nuestra llegada a Madrid y unas ocho horas antes de la salida del vuelo directo a Nairobi la Agencia de viajes nos comunica que la compañía de vuelo africana había quebrado y que nos iban a buscar otro vuelo alternativo vía Frankfurt. Y así lo hicieron con únicamente 6 horas de retraso salimos en otro vuelo con Lufthansa con el único problema de que las maletas nos llegaron en el vuelo siguiente.

Mis felicitaciones sinceras a El Corte Inglés por solucionarnos los problemas eficaz y diligentemente y al mayorista africano COBO que supo ajustarnos estupendamente el programa para no quedarnos sin ver nada de lo previsto.

El día 9-9 comenzamos nuestra aventura africana con un tour por Nairobi en una de las furgonetas Nissan que nos llevarían durante todo el Safari. El bullicio de las calles de la capital Keniata fue muy impactante, la impresión fue que no era una ciudad muy recomendable para andar por la calle los turistas y así nos lo ratificaron posteriormente los guías.

El viaje por las carreteras keniatas hasta el Parque Nacional del Monte Kenia fue un pequeño preámbulo de lo que luego íbamos a sufrir durante todo el viaje, baches, polvo y bailoteo continuo, incluidas las continuas paradas en las tiendas del camino para intentar vendernos todo tipo de suvenires.

El parque nacional de Mont’Kenya solo goza hoy en día de un atractivo muy importante: el famosísimo hotel donde antaño se alojaban los actores y actrices de cine cuando rodaban sus películas en Africa.

Un entorno paradisiaco en el que gozamos de un maravilloso fin de jornada y en el que conocimos un espectacular y extraño animal EL MARABU un Marabugran pájaro, mitad cigüeña y mitad buitre, muy feo, pero con unas extraordinarias plumas en las alas que se utilizaban antaño por las coristas de Paris.

Entre las actividades programadas estaba incluida la visita a lo que llamaban un orfanato de animales en el cuidaban a aquellos animales que habían recogido sin padres. Un bonito espectáculo para disfrutar con la compañía de muy variados animales.

grulla coronada
avestruz

Continuará en Capítulo II —-> Parque Nacional de Aberdare

Comparte mi post

Dejar un comentario

Una idea sobre “Viaje turístico a Kenya en setiembre 2004