Ayer leía en Fotomaf la historia de esta foto en la que podemos ver a un hombre herido tratando de seguir haciendo fotos después de que la policía y los militares birmanos cargaran contra la multitud de protestantes en Yangon. En ese momento no se sabía si se trataba o no del fotógrafo japonés muerto junto a otras ocho personas a manos de los militares pero hoy se confirma en el nuevo periódico Público. Su nombre era Kenji Nagai y tenía 50 años de edad.

Desde luego hay que tenerlos bien puestos para dedicarse al fotoperiodimo en según que sitios. Además de la pérdida de Nagai, Reporteros sin Fronteras ha avisado del encarcelamiento de seis periodistas birmanos que probablemente estén siendo sometidos a torturas y tratos degradantes. Y eso sin contar con U Win Tin, el editor más reconocido del país, que permanece en prisión desde 1989 por participar en las protestas del 88. Los periodistas internacionales están siendo expulsados del país y los soldados están entrando hotel por hotel y habitación por habitación en busca de aquellos periodistas que entraron en el país con un visado de turista. Increíble que estas cosas pases y se permitan en el siglo XXI que estamos.

(Fuente: Backfocus)

Comparte mi post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies