La conocida Regla de los Tercios deriva de la Sección Áurea, que establece la división del rectángulo en partes proporcionales, agradables a la vista y consecuentemente de la imagen que contenga, y es seguramente la regla de composición más conocida y válida tanto para la fotografía como para la pintura y el resto de las artes.

Dividiendo la fotografía en tres partes iguales, tanto horizontal como verticalmente, los puntos de intersección de las líneas trazadas son los llamados centros de atención.

En estos centros de atención es donde se debe colocar el sujeto principal.

Si existe un sujeto secundario debe colocarse en el punto opuesto diagonalmente.

Cuando en una escena existen dos o más puntos de atención de parecida fuerza al principal establecen una competencia entre ellos que crea confusión al espectador.

Aplicación práctica

Como consecuencia de la Regla de los Tercios aparece una regla muy aplicada en los paisajes y es que se aconseja colocar el horizonte en la línea situada a 1/3 o en la situada a 2/3, según se quiera potenciar la tierra o el cielo respectivamente.

Veamos unos ejemplos:

En la mayoría de las máquinas digitales el punto de enfoque suele estar por defecto en el centro de la imagen. Este es el caso; enfoque al caballo y el sujeto principal lo dejamos donde no debería estar. La solución está en mover la cámara y colocar el sujeto en uno de los puntos de intersección de la línea de los tercios.

La foto final, después hacer algún arreglo en la saturación de la hierba y en el enfoque nos ha quedado así.

El porqué he elegido ese punto de intersección, pues no lo sé exactamente, seguramente tiene que ver con que si el caballo se pone a andar irá en la dirección donde le he dejado mas espacio para correr.

Ejemplos de colocación del horizonte:

Horizonte a 1/3 dando preferencia al cielo. Horizonte a 2/3 dando preferencia a la tierra

Típico ejemplo de una foto familiar. El sujeto totalmente centrado. Un reencuadre y giro de la máquina resuelve el problema.

Después de un trabajo final de oscurecer el fondo y fusionarle un cielo un poco más bonito, la foto nos aporta más sensación de profundidad y una composición basada en la línea diagonal.

Ejemplos de grandes fotógrafos:

Pont De L’Europe, Paris, France, 1932 — Henri Cartier Bresson

Colocación del sujeto totalmente descentrada

Near Linz , Upper Austria , 1953 — Henri Cartier Bresson Sujeto extremadamente descentrado para enfatizar la grandiosidad del paisaje que contempla.

Zurich , Switzerland , 1953 — Henri Cartier Bresson El sujeto principal por debajo de la línea de los tercios.
Bill Brandt 1904 – 1983 Sujeto principal totalmente descentrado y curiosamente sin sitio hacia donde caminar, sujeto secundario opuesto al principal.
Bill Brandt 1904 – 1983 Curiosa composición para un retrato, el sujeto en el punto de intersección de la línea de los tercios.

Existen otros muchos ejemplos de esta utilizada regla de composición.

Contraejemplos

Así mismo se puede afirmar que las reglas están para transgredirlas de vez en cuando. Como muestra valgan un par de ejemplos:

El protagonista de esta foto para mi eran las olas rompiendo sobre las rocas. Por ello coloqué el horizonte muy alto incluso por encima de la línea de los tercios.
St George’s Day Alaverdi Monastery, Telavi , Georgia , USSR , 1972
Henri Cartier Bresson
! Que magnífica foto ! ¿Cual es el sujeto principal? Hay para todos los gustos, pero casi todos colocados lejos del centro.

 

Javier Muñoz – Txirloro

Publicado en la web www.decamaras.com el 06-03-2005

Comparte mi post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies